El vidrio laminado es un conjunto de vidrios, en el uso habitual dos vidrios, unidos por una lámina o más de PVB (butiral de polivinilo), que le confiere una seguridad ante la rotura, al no desprenderse los vidrios de la lámina de PVB, impidiendo los daños a las personas e impidiendo la penetración de elementos externos.

La ventaja principal es la seguridad que confiere tanto colocado en doble acristalamiento como en vidrio simple. Debido al PVB, se reduce la entrada de rayos UV en un 99%, también se logra una atenuación acústica mayor que un vidrio del mismo espesor en monolítico y éste valor mejora si se coloca un butiral acústico en vez de uno normal. La posibilidad de jugar con los colores de los butirales, que permite personalizar cada proyecto…

Todo tipo de cerramiento en el que se quiera tener una seguridad física. Barandillas, separaciones interiores, escaleras, escaparates,…